Protocolos COVID-19

Los Museos de Bahía reabren sus puertas al público, y lo hacen con una apertura limitada y responsable que sigue las pautas establecidas en los protocolos del Ministerio de Salud.

Las mismas implican normas de higiene, control, distanciamiento social, recorridos específicos y aforos reducidos, que se detallan a continuación.

Ver protocolos

Museos de Bahía

/ Deporte / El grito de Fruet

El grito de Fruet

La foto se tomó en noviembre de 1970, en la cancha de Altense de Punta Alta y en el marco de la 30° edición del Campeonato Provincial. Retrató el sentimiento de cómo se vivía el básquetbol en aquella época en Bahía Blanca. Fue una final en la cual Bahía había apabullado a La Plata, un rival con el que definía reiteradamente cada una de las ediciones. De hecho el partido terminó 83-59 a favor de Bahía.

Era una noche en la cual el Negro De Lizaso estaba peleado con el aro. No la metía y era hasta un poco víctima de las cargadas de sus compañeros. Cabrera hizo 28 puntos, Fruet llevaba 20, pero De Lizaso solamente había metido cuatro. Una asistencia de Fruet dejó solo a De Lizaso, que convirtió y fue automático: se dio vuelta, estaba Fruet en frente y les nació de las entrañas festejarlo de la manera en la que lo hicieron.

Ese gesto, ese puño cerrado, esas venas que se dibujaban en los cuellos de cada uno de los protagonistas, era justamente el sentir. No importaba haber convertido un doble, sino que el básquetbol se vivía de esa manera más allá del resultado.

Morán registró esa foto histórica que se lució duramente mucho tiempo en el estadio Norberto Tomás, que se inauguró en julio de 1971. Durante muchos años el cuadro estuvo en una de las paredes del estadio de Olimpo. Era un poco el sentimiento. Morán había sido enviado por Oscarcitas para registrar escenas de ese Campeonato Provincial para El Gráfico.

¿Quién iba a decir que en ese festejo iba a estar inmortalizado el sentimiento del básquetbol de Bahía?

Por Juan Carlos Meschini

 

Comentar

X